Cúrcuma para adelgazar

La cúrcuma, una especia de color amarillo anaranjado utilizada como condimento de distintas comidas, contiene numerosas propiedades y es un excelente condimento para bajar de peso.

Desde hace siglos es utilizada como remedio natural, para aliviar dolores, reducir inflamaciones, evitar problemas digestivos y prevenir el cáncer. Y, como si todo esto fuera poco, muchos estudios han demostrado que la cúrcuma puede servir para tratar la obesidad y adelgazar.

El uso de la cúrcuma para adelgazar

Si bien se conoce a la especia y su uso culinario como condimento, no todos conocemos las propiedades que posee y de qué sirve incorporarla a nuestra dieta diaria. Por ello, a continuación mencionaremos algunos de los beneficios de la cúrcuma para adelgazar y la importancia que tiene su consumo en el tratamiento contra el sobrepeso.

  • Ayuda a reducir la grasa. La cúrcuma contribuye con la reducción de adiposidad en zonas difíciles del cuerpo y ayuda a quemar grasas, aportando energía.
  • Desintoxica el organismo. La especia ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y a desintoxicar todas las células, limpiando y depurando el organismo para que funcione mejor.
  • Evita la diabetes. El consumo de cúrcuma podría ayudar a prevenir la aparición de esta enfermedad, ya que contiene propiedades que bajan los niveles de azúcar en sangre.

 

Además, la cúrcuma es buena para reducir el colesterol, para desintoxicar el hígado, proteger las células de daños y mejorar el funcionamiento del sistema digestivo.

Consumir cúrcuma también puede prevenir posibles ataques cardíacos, ya que protege el corazón debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Esto hace que la espacia sea recomendada a aquellas personas que fueron sometidas a bypass gástrico o las que están con tratamientos de obesidad.

Incorpora la cúrcuma para adelgazar en la dieta

La especia puede incluirse a la alimentación de varias formas. Existen suplementos de cúrcuma que se pueden consumir, o bien incorporar el condimento en sopas, salsas y guisos, o darle más sabor a las carnes utilizando el polvo. También puede comprarse la raíz de cúrcuma y tomar una cucharada diaria, o rallar la cúrcuma sobre alguna infusión. Y para todas aquellas personas que no quieran sentir su sabor, pueden optar por ingerir cápsulas.

Es importante incorporar este alimento de forma moderada, ya que su consumo en exceso puede traer efectos secundarios o tener contraindicaciones. Recuerda que 5 gramos diarios es una buena forma de añadir cúrcuma a tus comidas sin excederte. A su vez, ten en cuenta de acompañar tu dieta con la práctica de actividad física, la ingesta de dos litros de agua diarios y un descanso correcto.

Un Comentario

  1. Maria valle 10 diciembre, 2016 Responder

Dejar una respuesta